Nada tiene que ver con el presidente Joe Biden, la demanda contra armerías

Leonardo Juárez R.

A unas horas de que el gobierno mexicano interpuso una demanda contra las empresas productoras de armas en Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró este litigio nada tiene que ver en contra del gobierno de Joe Biden. La denuncia fue interpuesta por la Secretaría de Relaciones Exteriores, obedeció al descontrol que priva en la venta de armas que se venden incluso en línea y llegan a organizaciones criminales, por lo que expresó que se hace para reducir la violencia.

López Obrador, “ayudaría mucho a reducir la violencia por el control de las armas, pero vamos a ver, es la primera que se hace un planteamiento con apego a legalidad y con respeto a independencia de Estados Unidos”. La demanda del gobierno mexicano se presentó en la corte federal de Boston,  Massachusetts, en contra de productores y distribuidores de armas, a los que acusa de comercio negligente e ilícito del armamento que es traficado a México y llega a grupos criminales.

Detalló, ésta demanda no tiene precedentes y se presentó desde antes del inicio de la administración del presidente Biden y ha sido un tema que presentó a la vicepresidenta Kamala Harris durante su anterior visita a México, “la demanda no se inscribe en un caso injerencista, porque no es contra el gobierno de Estados Unidos. Es un procedimiento civil porque nos afecta que no haya control sobre la venta de las armas; no es ir en contra de la enmienda que les da el derecho a los estadounidenses de portar armas, sino la forma en que se fabrican, venden y llegan a nuestro país donde hay muertes, porque no hay ninguna limitación, ningún control”.

Comentó, se espera que el tribunal de Boston atienda este asunto y que se va a pedir información, porque tiene entendido que se hacen armas a la medida de los clientes de México que son integrantes de la delincuencia organizada. Un día antes el canciller Marcelo Ebrard explicó que la demanda civil está orientada a la reparación de daños, pues la venta de estos productos está “íntimamente vinculada a la violencia que ha vivido nuestro país durante todo el siglo XXI”.

Reiteró, “los objetivos centrales de la demanda son que cese esta impunidad en el tráfico ilícito de armas a nuestro país, que las empresas se responsabilicen de pagar campañas para prevenir la violencia, que no las vendan sin control y sin verificar antecedentes de los compradores. Así como para Estados Unidos es una prioridad controlar la migración, para México es frenar el tráfico de armas, que según cálculos de la Secretaría de la Defensa Nacional ingresan a México, 200 mil armas de forma ilegal cada año!.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *