Pirotecnia, detonaciones que afectan la audición

  • La detonación de un R15 alcanza los 190 dB por lo que este sonido supera totalmente lo que es permisible para nuestros oídos.
  • El ruido que se produce ante cualquier explosión se le conoce por ser del tipo impulsivo, es decir, duración corta, pero potente: Dra. Jimena Atuán, soporte clínico de MED-EL.

Ciudad de México a 7 de diciembre de 2020.- Estamos en la recta final de un año atípico y muchas personas añoran la cercanía de sus seres queridos. En estos momentos se valora la importancia de escuchar a los otros; sin embargo, es bien sabido que en esta temporada decembrina los ambientes pueden ser en extremo ruidosos, por ejemplo, por el uso de pirotecnia, lo que puede derivar en daños auditivos, como una hipoacusia súbita.
El ruido que se produce ante cualquier explosión se le conoce por ser del tipo impulsivo, es decir, duración corta, pero potente. En el caso de la pirotecnia la duración puede ser de una milésima de segundo y con eso basta para crear un daño irreversible. Los sonidos de la pirotecnia que se produce en el país llegan casi inalterados al oído interno, sacudiéndolo de una forma violenta las células ciliadas, lo que equivaldría a escuchar hablar al doble de la población mundial al mismo tiempo, es decir más de 160 decibeles a una energía de más de 10 mil millones de veces de una conversación normal, enfatiza la Dra. Jimena Atuan, Soporte Clínico de MED-EL.
De los 70 a los 85 decibeles (dB) se consideran sonidos aptos para el ser humano sin que generen algún tipo de daño, esto en los adultos; no obstante, en los niños estos niveles disminuyen alrededor de 20 decibles porque sus oídos aún son muy sensibles. La detonación de un cuete conocido como R15 alcanza los 190 dB por lo que este sonido supera totalmente lo que es permisible para nuestros oídos.
La pirotecnia puede ser uno de los factores que generen hipoacusia súbita debido al ruido tan fuerte que provocan. Este padecimiento se considera neurosensorial porque daña al oído interno, también se le conoce como sordera súbita, se experimenta la ausencia de sonido de forma repentina, rápida e inexplicable. Ésta sucede de pronto o en cuestión de días y se presenta porque algo no funciona bien en los órganos sensoriales de la parte interior del oído. Este tipo de afección frecuentemente se presenta en un solo oído.
De acuerdo con el National Institute on Deafness and Other Comunications Disorders (NIDCD) las personas pueden darse cuenta de que perdieron el oído cuando intentan usarlo de forma específica y no perciben algún sonido; no obstante, existen otros casos donde han experimentado un fuerte sonido explosivo justo antes de perder la audición. La mayoría de estos casos los presentan adultos de entre 45 y 55 años[1], pero esto no quiere decir que alguien más joven no pueda sufrirlo. De ahí que sea importante establecer revisiones periódicas y que éstas se contemplen dentro de los chequeos médicos anuales o semestrales.
Dentro de las posibles soluciones para las personas que experimentan esta afección se encuentra el implante de oído medio, donde se estimulan las estructuras de éste y así se pueda proporcionar una percepción del sonido en las altas frecuencias, esto para casos donde la hipoacusia sea de leve a severa. Por otro lado, para aquellas pacientes que presentan una pérdida auditiva de severa a profunda, el implante coclear es la única opción médica capaz de sustituir a un sentido.
Para estas fechas donde pueden presentarse sonidos muy fuertes por pirotecnia, MED-EL, te hace algunas recomendaciones. 

  • No la uses en lugares cerrados
  • Usa protectores auditivos
  • Opta por pirotecnia que solo sea lumínica
  • Sé un adulto responsable, para que haya niños seguros

 Disfrutar de temporada navideña y cierre de año no debe ser sinónimo de descuidar la audición. ¡Felices fiestas! [1] NIDCD, 2018
Acerca de MED-EL
MED-EL, con sede principal en Innsbruck (Austria) y 30 oficinas distribuidas por todo el mundo, es un proveedor internacional líder en sistemas de implantes auditivos. En 1977, la Dra. Ingeborg Hochmair y el Prof. Dr. Erwin Hochmair, científicos austríacos y fundadores de la empresa, desarrollaron el primer implante coclear multicanal, mientras que en 1990 sentaron las bases de la historia de la empresa con la contratación de los primeros empleados. Actualmente, la empresa dispone de 2,000 empleados.
El implante coclear fue y sigue siendo la primera sustitución eficaz y factible de un órgano sensorial. Los implantes cocleares, los implantes de oído medio, el sistema EAS (Estimulación Acústica Eléctrica combinada), el implante de tronco cerebral (ABI), así como el primer implante activo de conducción ósea, conforman la gama de productos más amplia del mundo que MED-EL ofrece en el sector de soluciones implantables para el tratamiento de los distintos tipos de pérdidas de audición. Hoy en día, los pacientes de más de 123 países en todo el mundo pueden oír gracias a los productos de MED-EL.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *