Direccionando el Rumbo Para el 2021

Por José Luis Sosa

Nunca en la historia política ni en la vida pública de México un Presidente de la República había dividido a la población con calificativos como; fifís, conservadores, adversarios, chayoteros, la mafia del poder y tecnócratas, entre otros, y en plena pandemia descalificó a los médicos porque según él, “privilegiaban el lucro”, dolidos e indignados la inconformidad por parte del gremio médico no se dejó esperar por medio de diversas cartas, medios de comunicación y redes sociales, por lo que el presidente López Obrador no tuvo más remedio que muy a su estilo argumentar que no pretendía generalizar sobre un comportamiento en este gremio en su totalidad, pero la realidad es que el golpe ya estaba dado contra quienes en muchos de los casos están exponiendo su vida en los diversos hospitales y clínicas en especial del sector salud, donde carecen del equipo elemental como lo es el cubrebocas, guantes y vestimenta especializada para protegerse y no contagiarse de Covid-19 y tan sólo lo que reciben algunos es un kit de mala calidad que no cuenta con los parámetros establecidos que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), así lo refieren ellos mismos, y en muchos casos doctores al igual que camilleros y enfermeras tienen que comprar con su propio dinero dichos implementos, pues como ellos dicen, “ahí está la diferencia para así no poner en riesgo su propia vida”, en realidad son ellos al igual que los policías, barrenderos y bomberos, entre otros, (trabajadores que no han parado), los héroes anónimos de esta historia de la vida real. Como respuesta a esta lamentable pero verídica situación, cotidianamente vemos con tristeza que personal del sector salud se manifiesta fuera de las instalaciones de clínicas y hospitales, cerrando las avenidas para exigir a los directivos el equipo necesario para trabajar y poder atender a los pacientes infectados por el Covid-9 y otras enfermedades, en otros casos hemos visto en los noticieros de televisión que sí se tienen los implementos en las bodegas de los hospitales pero estos no son entregados a los trabajadores en riesgo.

En verdad no se vale que el gobierno federal reduzca el presupuesto en cuestiones de salud y salvar vidas, algo que ya venía sucediendo antes de esta pandemia pero que ahora por esta situación se han agudizado los problemas e inconformidades en el sector salud y en los muchos miles de pacientes que se han visto impacientes y familiares de los mismos que se muestran y se sienten seriamente lastimados en su dignidad, seguridad social y salud personal, al igual que los padres de los niños con cáncer que una y otra vez reclaman no hay los medicamentos necesarios para su tratamiento, en verdad es impostergable e inevitable que el jefe del ejecutivo federal en verdad solucione este tipo de anomalías y carencias, pues una de sus banderas de campañas que lo llevaron a la silla presidencial fue y es: “Primero los pobres” y son precisamente los pobres que cada día se multiplican por más quienes se ven mayormente afectados en este y otros tópicos, y en su mayoría son quienes votaron por él y muchos de ellos se sienten decepcionados por no ver ese cambio favorable en su vida personal.

México y los mexicanos requerimos verdaderos cambios favorables que ciertamente estén dirigidos a lo que Andrés Manuel como candidato ofreció, y que ya ahora en el poder no se ven reflejados en la vida real en beneficio de la población en general.

Otro de los errores garrafales fue la desaparición del Seguro Popular que en verdad funcionaba y funcionaba bien, atendiendo a las personas que no contaban con ningún servicio médico, en su momento supimos de varios casos en que pacientes fueron atendidos tanto en consulta médica externa como con intervenciones quirúrgicas diversas, con éxito y dotados de los medicamentos necesarios para su tratamiento y recuperación del convaleciente y ahora resulta que con el nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), no vemos que en verdad arranque y funcione como  lo hizo en su momento el Seguro Popular.

En este como en otros casos por simple cuestión de vanidad los gobernantes cambian el nombre de programas sociales e instituciones para adjudicarse los créditos de algo ya existente, pero en este caso sólo se desmanteló y no vemos para cuándo comience a funcionar en verdad y sustituir al que fue su antecesor, el Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

En otro orden de ideas, en su acostumbrada mañanera el presidente Andrés Manuel López dio a conocer que el lunes 1 de junio iniciará su gira presidencial por el sureste del país la cual arrancará en Cancún, con la finalidad de reactivar el turismo y dar el banderazo simbólico de inicio de las obras en la construcción del Tren Maya. La decisión personal del presidente es muy respetable, pero consideramos no un buen ejemplo para volver a la nueva normalidad puesto que por consecuencia se expone toda su comitiva y medios de comunicación quienes lo acompañarán y deberán tomar las medidas necesarias con un sano distanciamiento social, y señaló que en cada evento el cupo máximo será de 50 personas, aunque ciertamente no será fácil evitar las conglomeraciones en los diversos actos públicos que realice durante su gira y su cercanía con la gente que es lo que le ha brindado la popularidad que pretende mantener para contender el proceso electoral del 2021, con la renovación de la Cámara de Diputados, alcaldes, regidores, síndicos municipales y 13 gobernaturas, unas elecciones sumamente importantes para conformar el poder político, donde el ciudadano tendrá el poder de decidir y votar por quien considere su mejor opción, y el panorama no se contempla muy favorable para los diversos candidatos de Morena como lo fue en las pasadas elecciones federales del 2018, ganando la presidencia de México y obteniendo mayoría en el Senado de la República y Cámara de Diputados.

Por su parte, el mismo presidente López Obrador comentó que sus doctores le recomendaron no viajar mucho en avión por lo que muy probablemente ciertos desplazamientos en distancias cortas los tendrá que realizar por carretera, como parte de su agenda que él mismo fijó.

El presidente en su mañanera señaló que ya se domó la Pandemia, pero las estadísticas nos dejan ver que nos encontramos en el nivel más alto en contagios y lamentables fallecimientos de mexicanos por Covid-19, lo importante en este momento es disminuir la trasmisión y decesos no bajando la guardia, y por consecuencia no exponernos a nuevos brotes.

Para tus comentarios mi correo es: fuerzapolitica@yahoo.com.mx

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *