ZUITT DERRUMBA LOS MITOS SOBRE LA SEXUALIDAD MASCULINA

La virilidad del hombre se ha ido transformado con el tiempo, obligado a ser un equilibrista de las expectativas sociales, ha sido visto como un modelo heroico con las características de agresividad, poder, dominación, fortaleza y competitividad. Lo anterior, históricamente es una constante y ello ha motivado a que la sexualidad masculina sea un tema lleno de mitos y tabúes.

Estos mitos y tabúes sobre la sexualidad, son la historia de nuestra sociedad que ha retratado la masculinidad en diferentes etapas que se han caracterizado por momentos socioculturales específicos para llegar a un punto de incomprensión.

La sexualidad masculina ha sido así, objeto de un incuestionable pudor que oculta problemas tan comunes como la disfunción eréctil, que actualmente ha pasado de ser una enfermedad “oculta” y “vergonzosa” a una condición normalmente aceptada que se presenta en prácticamente 1 de cada 2 hombres en México.

¡Más rápido, más alto, más fuerte! fueron las máximas que se plasmaron desde la llegada de los Juegos Olímpicos modernos y que el siglo XXI, gracias a marcas como Zuitt, se está caracterizando por derrumbar para dar paso a la comprensión de la naturaleza misma de los varones y la forma en la que es tratada la sexualidad para lograr tener una vida completamente plena.

Y es que hoy hay imagen que domine tanto nuestras vidas como el cuerpo humano. En el siglo XV, los griegos se obsesionaron por el y sus dioses adoptaron la forma humana que caracterizó a los hombres con belleza viril, fortaleza y en la que no se buscaba la realidad, sino la perfección con Dioses como Apolo y Hermes.

El antiguo ideal clásico del hombre fuerte, correcto y de emoción contenida, estuvo alejado de la realidad para ser considerado un héroe bajo una construcción social que revela deseos, aspiraciones y que se encontró directamente ligado a los antiguos atletas, a cuyo público sólo le interesaba lo que veía.

Para el siglo XIX, la imagen del hombre trabajador que se eterniza en su labor, es condenado a modelar su cuerpo por obra de su tarea cotidiana, con deseos de prosperar y con el esfuerzo que despliega diariamente para ganarse la vida. Así se llega al deterioro del cuerpo físico, abandonado, arrojado al mundo y reducido a una figura inerte y desafiante.

Fue así como la sexualidad masculina estuvo ligada a la forma heroica y ajena las problemáticas que el cuerpo experimenta de forma natural y a la cual se le sumaron diversos factores como enfermedades propias e incluso trastornos psicológicos.

Cuando las perspectivas fueron cambiando a través de los siglos, desnudar el héroe y desenmascarar el interior, fueron una de las fantasías recurrentes en el imaginario colectivo. La masculinidad fue observada desde la perspectiva de la admiración y el deseo erótico para convertirse en objeto del deseo que se retrató en el mundo de las artes. 

Pero a pesar de los cambios históricos, perduraron ciertas características del pasado en la que la virilidad se representa subjetivamente en el aspecto físico, actitudes, vestimenta, intereses y la fantasía al terreno sexual.

Para algunos hombres disfrutar de la plenitud sexual es cuando recibe una aprobación externa: si los amigos lo validan, como una hazaña frente a otros hombres o si una mujer lo grita en medio del coito, él mismo suele juzgarse y darse aprobación como un ser sexual pleno.

Hoy, el hombre ha dejado de jugar a ser un Dios, con mitos descontextualizados, para motivar la reflexión y entender que la virilidad no se mide por la aprobación colectiva. Es así como avances farmacéuticos como los que tiene la marca Zuitt en México han llegado a derrumbar algunos mitos sobre la sexualidad masculina.

Un hombre que está a la altura, se encuentra informado, se cuida y sobre todo atiende lo que le pide el cuerpo. En el terreno de la sexualidad, los problemas como la disfunción eréctil ahora pueden ser tratados con laminillas orodispersables de forma cómoda, discreta y veloz con ventajas como la seguridad de experimentar una vida sexual plena.

La sexualidad del hombre del siglo XXI, ahora tiene garantía de completa satisfacción, aliados como Zuitt ofrecen la solución ante el problema de la disfunción eréctil. De venta en farmacias locales y en Sanborns, Farmacias Guadalajara, Farmacia San Pablo y Farmacias Especializadas.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *