Fuerte Atentado Contra el Secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX Prende Focos Rojos

Por José Luis Sosa

Este viernes 26 de junio a las 6:38 de la mañana en la exclusiva zona de las Lomas de Chapultepec se registró un caso insólito, el Secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch sufrió un atentado al estilo de los que se suscitan en las zonas donde operan con gran poderío los grupos de la delincuencia organizada.

Con armamento sumamente sofisticado, armas largas tipo Barrett y granadas de fragmentación, los atacantes se enfrentaron en medio de una fuerte ráfaga de disparos con los escoltas del funcionario capitalino, quien afortunadamente viajaba en una camioneta blindada la cual recibió innumerables impactos de alto calibre, el secretario resultó herido e inmediatamente fue trasladado a un Hospital, afortunadamente se reporta fuera de peligro.

Por su parte, la titular de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, Ernestina Godoy a través de su cuenta de Twitter dijo que están investigado el atentado al secretario para ubicar a los responsables materiales e intelectuales y llevarlos ante la justicia, por el momento se tienen 12 detenidos, esto hasta el momento de escribir esta columna, esperamos que con un buen trabajo se desarticulen estos grupos que tanto lastiman a la sociedad y ahora también a los altos funcionarios públicos.

Este artero y totalmente reprobable ataque, se estima fue resultado de las acciones que se han dado en contra de crimen organizado que actualmente opera en la cuidad capital.

Ya basta de tanta violencia, esto no puede repetirse, debe parar, con acciones certeras de investigación y estrategias en coordinación entre los diferentes cuerpos policiacos, Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas para acabar con los diferentes grupos delincuenciales que operan en la cuidad capital y el Estado de México, que un día antes en la conferencia mañanera el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval por instrucciones del presidente López Obrador, dio a conocer los nombre de los seis grupos que actualmente operan en el Valle de México.

Este 2020 en el mundo nos ha tocado vivir una serie de situaciones difíciles que ciertamente nos han tomado por sorpresa, pero en esta ocasión hablaremos en especial de nuestro país, México.

Iniciamos el año con una muy preocupante e imparable delincuencia en toda la República Mexicana, pero en especial en ciertas zonas que se marcan con focos rojos y que con el argumento de “abrazos, no balazos” lo único que se ha logrado es incrementar los índices de violencia y como ya es costumbre a quienes les toca pagar los platos rotos es al pueblo, no vemos que las fuerzas encargadas de bridar seguridad se desplieguen con verdaderas estrategias para combatir a la delincuencia en sus diversas modalidades y así mantener el orden y prevalezca el estado de derecho. En este y otros tópicos estamos perdiendo la capacidad de asombro, con hechos realmente lamentables y despiadados que se suscitan día con día y en su gran mayoría quedan impunes, algunos se denuncian ante las autoridades correspondientes, en su mayoría sin obtener una respuesta favorable y muchos otros se pierden en el anonimato, en ciertos casos por la falta de confianza y justicia al denunciar, y en otros tantos por temor a las represalias de los victimarios, por lo que esos casos no están considerados en las estadísticas que se manejan a nivel local o nacional. La ciudadanía pide y merece resultados como se ha dicho en repetidas ocasiones, “si no pueden, que renuncien”.

Otro tema que nos preocupa y debemos ocuparnos en solucionarlo es el de la Pandemia por Covid-19, que en un principio se minimizó y nos hicieron creer que no sería tan grave, que se solucionaría en pocos meses, pero la realidad es que ya llevamos 4 meses y en lugar de que la curva epidemiológica disminuya, cada día que pasa se están dando mayor número de contagios y defunciones. Sufrimiento, confinamiento, caos y padecer los estragos de la deteriorada economía, son algunos de los sintomas que hoy por hoy enfrentamos los mexicanos, pero en especial se deja sentir y padecer con mayor severidad en los sectores de escasos recursos económicos, o sea en los más pobres, pero hasta el momento no vemos que los diferentes gobiernos ni del PRI, ni del PAN o de MORENA, estén realmente apoyando a la población, entonces dónde quedó la bandera de atole con el dedo de, “primero los pobres”, lo único que vemos es que día con día los pobres se multiplican por más, sin soluciones reales para enfrentar lo más elemental como lo es, su pan de cada día.

Otra de las situaciones que apremian es sin duda la economía y la falta de empleos que ya padecíamos antes de la Pandemia y que con esta se agudizaron muy preocupantemente, y si no se toman a tiempo las medidas y decisiones correctas, se complicaran aún más y por consecuencia tendrá que ser mayor el esfuerzo del gobierno y la cooperación de la gente, pero no debemos olvidar que quienes en realidad generan riqueza es la inversión nacional, extranjera, los empresarios que son quienes dan empleo y pagan sus impuestos para que el gobierno administre el país y brinde los servicios que se requieren para el diario acontecer ciudadano, necesitamos recobrar la confianza perdida ante los capitales nacionales, extranjeros y evitar la fuga de capitales o divisas que ciertamente buscan resguardarse y garantizar sus patrimonios en lo presente y futuro, pues no debemos olvidar que en sexenios anteriores veníamos creciendo anualmente a un ritmo bajo pero crecimiento a fin de cuentas. Durante el sexenio de Peña Nieto la economía mexicana creció hasta en 2.4 % promedio anual, esto de acuerdo a estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con Andrés Manuel López una de sus promesas como candidato presidencial fue que al llegar a la presidencia alcanzaríamos un crecimiento del 4% y al rendir su toma de protesta el 1 de diciembre de 2018 ante el Congreso de la Unión ya como Presidente de la República, López Obrador señaló a los gobiernos neoliberales como un desastre, una calamidad  para la vida pública del país, pero la realidad es que durante su gestión el crecimiento económico ha sido nulo y según el Fondo Monetario Internacional y analistas financieros, este año tendremos una lastimosa caída de -10.5 % aproximadamente.

En nuestra apreciación personal consideramos que quienes tienen la posibilidad de sacar adelante la economía nacional son los empresarios, produciendo, inyectando inversión, creando empleos, con o sin el apoyo gubernamental. Cabe destacar que, en otros países del mundo, tanto empresarios como la gente desempleada sí están recibiendo interesantes apoyos económicos para que su economía no colapse y la gente pueda continuar viviendo dignamente.

Mientras el país atraviesa por una situación muy difícil en varios aspectos, el presidente en su acostumbrada conferencia mañanera señaló, “Me voy a convertir en guardián para que se respete la libertad de los ciudadanos a elegir libremente a sus dirigentes, yo sé que existe el INE, no me voy a meter, pero estoy obligado a denunciar si hay intento de fraude, y recuerden que una de las reformas que se llevó a cabo fue convertir el fraude electoral en delito grave”. Estamos a un año de las próximas elecciones del 2021 donde estarán en juego más de 2000 cargos de elección popular, pero los de mayor interés para el presidente son las gobernaturas y los legisladores para mantener la mayoría en la Cámara de Diputados y así continuar como en los viejos tiempos del PRI. Les recordamos a los morenistas que no son oposición, son el partido en el poder y que los partidos políticos son simplemente una plataforma electoral para contender en las elecciones y con el voto de los gobernados lleguen a ocupar diversos cargos para representar al pueblo y no para tener beneficios personales o partidistas.

No debemos olvidar que en las elecciones federales de 2018 (con la participación de diversos observadores internacionales) en común acuerdo se aceptó que las elecciones se llevaron a cabo de manera transparente y con resultados inapelables, se respetó la voluntad mayoritaria y así López Obrador llegó a Palacio Nacional a ocupar la silla Presidencial, por ende es ilógico e inexplicable el por qué expresa ese sentir de convertirse en guardián de las próximas elecciones, entonces, cuando ganó las elecciones estas sí fueron limpias y transparentes porque lo favorecieron y si no hubiera ganado entonces no lo hubieran sido?

Cabe recordar que cuando Felipe Calderón ganó las elecciones con un escueto margen de 0.56 % que lo llevó a la presidencia, el 30 de julio Andrés Manuel derrotado, convocó un plantón para cerrar totalmente las 24 horas del día la circulación vehicular en Paseo de la Reforma el cual duró por varios días y la afectación fue realmente grave, mucha gente llegó tarde a sus trabajos por los cortes a la circulación que generaron un verdadero caos vial entre los ciudadanos que tenían la necesidad de llegar a la zona o atravesar por ahí para dirigirse a su trabajo o domicilio, esto aunado a los daños a innumerables negocios que registraron dramáticas perdidas para los dueños y trabajadores, e incluso muchos se vieron en la dolorosa necesidad de cerrar temporal o definitivamente y los múltiples empleos perdidos, lo que generó pérdidas millonarias entre los muchos afectados y nadie les reparó el daño ocasionado.

En el Zócalo capitalino se autonombró presidente legítimo, llamó espurio a Calderón, nombró su propio gabinete y mandó al “diablo a las instituciones”. Algo inexplicable ya que él fue electo jefe de gobierno y ahora primer mandatario y el INE avaló su mayoría de sufragios obtenidos democráticamente para ocupar la Presidencia de la República, la institución más importante y de peso en la nación.

En la vida personal como en el ejercicio público debemos darle prioridad a los temas del momento con mayor importancia, como lo son algunos de los que mencionamos al principio; la seguridad, reactivar la economía, el empleo, la atención a la pandemia con la disminución de contagios y decesos, entre otros tópicos de interés nacional y no adelantarse a los acontecimientos electorales, todo en su momento. Y ya que hablamos de tiempos de elección popular, la 4T tiene en sus filas al frente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), al político poblano y ex priísta Manuel Bartlett, quien en 1988 siendo Secretario de Gobernación en el sexenio de Miguel de la Madrid, presidió la Comisión Federal Electoral en las elecciones federales por la Presidencia de la República en la cual contendieron Carlos Salinas de Gortari (PRI) y Cuauhtémoc Cárdenas (PRD) y el día de las votaciones ya en el conteo final Bartlett dijo: “se calló el sistema”, y Salinas de Gortari ganó la presidencia, por cierto que Bartlett siempre fue un priísta muy allegado a Carlos Salinas a quien Andrés Manuel le dio en llamar al ex presidente “el jefe de la mafia del poder”, y ahora muchos se preguntan si Manuel Bartlett y Carlos Salinas siguen siendo amigos o ya no lo son?

Para tus comentarios mi correo es: fuerzapolitica@yahoo.com

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *